jueves, 12 de febrero de 2009

HURACAN KATRINA : LA MAYOR CATASTROFE DEL SIGLO EN EE.UU







A fines de agosto de 2005 arrasa las costas de Luisiana, Misisipi y Alabama e inunda súbitamente la ciudad de Nueva Orleans al desbordar las aguas del lago Portchtrain.



El huracan de categoria 5 en curso hacia Florida se ha desviado hacia el Golfo de Mexico tomando rumbo directo hacia Nueva Orleans para volver a ultimo momento hacia las costas de Misisipi y Alabama. Las advertencias del Centro Nacional de Huracanes asignandole caracteristicas potencialemente catastroficas no evita que los daños sean devastadores. Pasando por Biloxi y Gulfport (Misisipi) hasta Mobile (Alabama) los muertos se cuentan por centenares, los afectados en cientos de miles y los daños en miles de millones de dólares.
Nueva Orleans: sumergida en la anarquía, la desolación y varios metros de aguaEl huracan Katrina toca tierra, con categoria 4, a 65 kilometros de Nueva Orleans a primera hora del lunes 29 con vientos de mas de 240 kilometros por hora. Unas 20.000 personas en su mayor parte carentes de medios o recursos han sido puestas a cubierto en el estadio deportivo del Superdome. La mayoria de sus 600.000 habitantes ha evacuado la ciudad por sus propios medios exhortados por las autoridades 48 horas antes
Se desatan furiosos vientos y lluvias torrenciales. Mas de 60.000 personas resisten el paso del huracan desde sus viviendas sin imaginar el desenlace.
Las aguas comienzan a invadir rapidamente las zonas centricas de la ciudad, y sorpresivamente se admite la existencia de un colapso estructural total en los diques de contencion del lago Portchtrain que protegen a la ciudad ubicada en su mayor parte bajo el nivel del mar y de las margenes del lago.

El sistema de bombeo de proteccion queda fuera de servicio ante la avalancha líquida.
La ciudad queda aislada, inundada en un 80% por varios metros de agua y sin suministro electrico en medio de un calor y humedad asfixiante. Todas las previsiones de seguridad son sobrepasadas por los acontecimientos. El rapido avance de las aguas ha provocado un numero indeterminado de victimas. Hay cadaveres flotando en varias areas urbanas y miles de refugiados en los techos de las zonas residenciales.
Los hospitales entran en emergencia al tener que proteger a sus propios pacientes del agua, mientras comienzan a recibir demandas de atencion de heridos operando sin energia y poco mas tarde sin agua potable.
Comienzan a trasciender noticias de saqueos de locales en el sector centrico.
Los ingenieros del ejercito a cargo de la seguridad hidraulica de Nueva Orleans se muestra impotentes para reparar las grietas en los diques del lago Portchtrain.
La situacion de la multitud ahora sitiada por las aguas en el Superdome comienza a hacer crisis con el paso de las horas ante la falta de agua potable, refrigeracion y el colapso de servicios sanitarios.
La falta de medios adecuados para movilizarse en calles convertidas en canales limita las tareas de rescate y la accion de las fuerzas de seguridad locales.
La policia reparte esfuerzos entre rescatar personas del interior de edificios y techos y en controlar numerosos actos de pillaje.
Escasos sectores del nucleo urbano escapan al anegamiento.

Entretanto el huracan sigue su devastador transito por las costas de Misisipi provocando segun las primeras estimaciones mas de 80 muertos y la destruccion del 90% de las viviendas costeras en Biloxi, Gulfport y Ocean Springs continuando luego hacia Alabama.
A mas de 24 horas de producida la catastrofe quienes han podido se han transladado entre las aguas en procura de ayuda pero decenas de miles siguen refugiados en techos y edificios altos sin agua, energia ni alimentos lo cual alienta los saqueos de tiendas en busca de comestibles y tambien la rapiña de los mas diversos enseres incluyendo armas. El panorama es de palpable desintegración social.
La llegada de suministros y asistencia por parte de refuerzos estatales, de la FEMA y de la Cruz Roja Americana, ante la emergencia declarada por las autoridades locales no logra paliar la situacion ante las dificultades para hacer llegar los suministros a los necesitados.
La situacion en el Superdome se torna critica y por momentos muy violenta ante el hacinamiento y la carencia de luz y alimentos.
Casi dos dias mas tarde la conmocion todavia no ha permitido articular una respuesta estatal y federal eficaz de ayuda para una emergencia de estas caracteristicas.
Las fuerzas de seguridad locales siguen rebasadas entre los saqueos y el dificultoso rescate de personas a pesar de haber recibido refuerzos.
El comienzo de la evacuacion de personas en mal estado desde el Superdome debe interumpirse durante la noche ante disparos de origen desconocido contra un helicoptero.
Un dia mas tarde finalmente el alcalde de Nueva Orleans Ray Nagin en un desesperado nuevo reclamo de accion a las autoridades federales apela en medio de durisimos reproches, a la intervencion del mismo presidente Bush quien viaja a la zona.
Para entonces ha sido tomada la decisión de enviar efectivos de la Guardia Nacional con el fin de recuperar el control de las calles y detener la anarquia. Numerosos medios aerotransportados y anfibios y la instalacion en el aeropuerto de un amplio hospital de campaña permiten iniciar la evacuacion de los colapsados hospitales, el aprovisionamiento y operaciones en gran escala de rescate y evacuación de personas.
-->
Las perspectivas de recuperacion de Nueva Orleans a casi una semana de la catastrofe son inciertas. La posibilidad de drenar las aguas hasta poder reparar los daños en las defensas, nulas. Los efectos economicos en la actividad comercial y turistica, devastadores. Los perjuicios en materia de educacion, justicia y vivienda y trabajo de momento incuantificables. Por lo pronto la paralizacion de la actividad petrolera en la zona reduce en un 28% el abastecimiento nacional de petroleo llevando abruptamente el precio de la gasolina a duplicarse y mas, en pocos dias. Estimación de victimas fatales En la mayor catastrofe natural de su historia la estimacion de victimas fatales tambien es incierta. En Misisipi el recuento ha superado las 130 y un numero menor en Alabama. La situacion en Luisiana y especialmente en Nueva Orleans dadas las urgencias hacen irrelevante de momento cualquier estimacion pero se descuenta que suman varias decenas. Sin embargo una evaluacion extraoficial de un senador del estado de Luisiana una semana después de la catastrofe no descarta que la cuenta final pueda alcanzar a 10.000 las personas fallecidas. Tres meses despues de la catastrofe se admite que las muertes superan las 1.300 pero los suicidios y muertes por estres consecuencia del desarraigo forzozo y las perdidas seguira sin poder determinarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada